CUINES STIL se convierte en una industria artesana 4.0, de la mano de HOMAG

CUINES STIL se convierte en una industria artesana 4.0, de la mano de HOMAG

Ha automatizado sus procesos de fabricación, ganando en flexibilidad, productividad y calidad.

Funcionando con total éxito y a pleno rendimiento, HOMAG ha implantado su tecnología 4.0 en STIL, S.L. MOBLES DE CUINA (CUINES STIL), una empresa pequeña que ha decidido automatizar sus procesos de fabricación.

Desde el diseño de la cocina hasta su montaje, pasando por un optimizador de corte y la seccionadora, por la encoladora de cantos y por el centro de mecanizado, queda demostrado que una pequeña empresa familiar como CUINES STIL también puede beneficiarse de la tecnología HOMAG y convertirse en una industria artesana 4.0.

“Es una inversión de futuro, para producir más y mejor, de una forma eficiente y con alta calidad en los acabados -afirma exultante Ramón Bañeres, gerente de la empresa barcelonesa-. Somos y seremos competitivos, en un mercado cada vez más exigente”.

En el primer semestre de 2019 respecto al mismo período de 2018, CUINES STIL ha duplicado su volumen de producción. Gracias a su nueva celda de fabricación de mobiliario, suministrada por HOMAG. Su experiencia demuestra que la pequeña carpintería no tiene por qué renunciar a ser una Industria 4.0.

UN PROCESO AUTOMATIZADO

CUINES STIL recibe un pedido o bien realiza un proyecto de cocina para su cliente en su tienda. En la oficina técnica, a través del software WOOD CAD CAM de HOMAG, ese diseño se traduce, mueble a mueble, en instrucciones para las máquinas del taller. Una composición de una cocina completa que será fabricada de forma automática.

En primer lugar hay que cortar los tableros. El programa de optimización de corte CUT RITE de HOMAG hace que en la seccionadora se aproveche el material al máximo. Incluso reclama la utilización de algún retal de algún trabajo anterior. Cada pieza cortada en la sierra portará una etiqueta con información para su siguiente proceso en la fabricación: Canteado y ranurado. La encoladora de cantos recibe información sobre qué lados deben ser canteados y si la pieza ha de ser o no ranurada.

Entretanto, los programas de mecanizado han llegado directamente desde la oficina técnica a la BHX, un CNC compacto y vertical de HOMAG, idóneo para llevar a cabo una fabricación flexible, incluso de lote 1. Bastará con que un lector de códigos QR informe a la máquina sobre lo que tiene que mecanizar en cada una de las piezas: Clavijas, ranuras, agujeros, etc. Ella sola se pone en marcha y sabe lo que tiene que hacer. Automáticamente.

Y ya está fabricada la cocina, lista para su montaje.

“CUINES STIL es una empresa dirigida por una persona que tiene muy claro lo que desea y hacia dónde quiere llevar su empresa, que nos ha escuchado y ha adquirido exactamente lo que necesitaba para empezar a cumplir su sueño”, afirma Alejandro Pérez, responsable del área técnico comercial de software en HOMAG España.

LA CANTEADORA ES LA ESTRELLA

Para Ramon, la gran estrella del proceso es la encoladora de cantos. “Para una empresa que fabrica muebles de cocina, la máquina principal es la canteadora, porque el canto es lo que se ve, lo que el cliente inspecciona en primer lugar, y lo que determinará si el acabado le satisface -afirma el gerente de CUINES STIL-. Canteamos todas las piezas con cola PUR, tanto de interior como de exterior”.

La encoladora de HOMAG en CUINES STIL destaca especialmente por dos motivos: Cantea con cola PUR, y lo hace mediante aire caliente. Empleando el sistema AIRTEC de HOMAG, la máquina insufla aire a 650º sobre el canto láser, que reacciona, activando el adhesivo. “El acabado es espectacular, sobre todo en color blanco, en mate y en brillo, e incluso con superficies delicadas -celebra Ramón-. Más que un pegado, se trata de una fusión del canto con el tablero, generando una única pieza, sin juntas”.

Pegado con cola PUR, el canto no se despegará jamás del tablero. Es imperceptible la unión de ambos, gracias a la tecnología de HOMAG de encolado mediante aire caliente. Además, no es preciso repasar las piezas; todas ellas salen perfectas de la máquina.

En los días de parada de la máquina, los calderines son depositados en una máquina de envase al vacío, que preserva las propiedades de la cola, impidiendo su reacción con el aire.

La máquina incorpora, además, un grupo ranurador. Cuando se chapa el canto de atrás en todos los cascos, también queda hecha la ranura. “Los podríamos hacer en el CNC, pero preferimos hacer dos procesos lineales simultáneamente: cantear y ranurar”.

FLEXIBILIDAD, PRODUCTIVIDAD Y CALIDAD

CUINES STIL es ya una pequeña industria 4.0., modélica en España. Muy flexible y productiva. Preparada para dar sucesivos saltos hacia una mejora continua, en la vanguardia de la tecnología que hoy existe para el sector de la carpintería y el mueble. Un sector que requiere plazos de entrega más cortos, concede márgenes muy exiguos y, entretanto, exige cada vez más calidad al fabricante. “Hoy podemos plantearnos incorporar otros materiales e incluso nuevos productos a nuestro programa de fabricación -concluye Ramón Bañeres-. Con un coste de producción menos para nosotros y el denominador común de una altísima calidad en los acabados, gracias a la precisión y fiabilidad de la maquinaria de HOMAG”.

 

CON LA GARANTIA HOMAG

HOMAG ha puesto en marcha en CUINES STIL una solución integral, todo de una mano, que funciona, avalada por una gran multinacional y respaldada por un potente servicio postventa. “Para mí HOMAG es la mejor marca en el sector de la maquinaria para la madera -concluye Ramón Bañeres-. Son una gente muy eficiente. No son baratos, pero si apuestas por ellos tienes las mejores máquinas y el mejor servicio técnico. HOMAG es HOMAG, y después está todo lo demás”.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

*

*